17 de mayo, Día mundial de la hipertensión arterial.

0
193

     La hipertensión arterial (HTA) es una patología crónica, que consiste en el aumento de la presión arterial, de igual manera que al impedir el paso de agua en una manguera mientras riegas tu jardín. Una de las características de esta enfermedad es que no presenta unos síntomas claros y que estos no se manifiestan durante mucho tiempo. A pesar de esto, la HTA es una patología tratable, Si no se siguen las recomendaciones del médico, se pueden desencadenar complicaciones graves, como por ejemplo, un infarto de miocardio, una hemorragia o trombosis cerebral lo que se puede evitar si se controla adecuadamente.

     Las primeras consecuencias de la HTA, las sufren las arterias, que se endurecen a medida que soportan la presión arterial alta de forma continua, se hacen más gruesas y puede verse dificultado al paso de sangre a través de ellas. Esto se conoce con el nombre de arterioesclerosis.

LA PREVENCIÓN

-Realiza actividad física, durante toda tu vida. El sedentarismo es un factor de riesgo para muchas enfermedades cardiovasculares
-Mantén un peso saludable, puedes asesorarte con la ayuda de un nutricionista de nuestro CESFAM o participar del examen preventivo para que conozcas tu condición de salud.
-Trata de seguir una línea de alimentación saludable, limitando la ingesta de sal, de alcohol y no fumar. También puedes evitar consumir productos con sello negro.